¿Por qué el Alcohol en cantidades reguladas es bueno para el cerebro?

¿Por qué el Alcohol en cantidades reguladas es bueno para el cerebro?

Category : Sin categoría

Por mucho tiempo se ha hablado de los beneficios que tiene el vino sobre el cerebro, y actualmente se publicó un estudio que muestra de qué formas esta bebida puede ayudar a aclarar la mente después de un día de estrés.

El más reciente estudio que habla sobre las propiedades del vino sobre la salud, ha sido reseñado en la revista Scientific Reports (en español, Reportes Científicos), donde cantidades mínimas de alcohol actúan como antinflamatorio y supresor de toxinas asociadas al Alzheimer.

Durante años se ha divulgado que la ingesta continuada y excesiva de alcohol produce efectos adversos sobre la salud, específicamente sobre el sistema nervioso central; no obstante se ha demostrado que bajas cantidades de alcohol son beneficiosas para la salud.

Esto se asemeja en cierta manera con los venenos en el cuerpo, que en pequeñas cantidades se pueden arreglar como sueros (antiofídicos en el caso de las serpientes).

El doctor Maiken Nedergaard, director del estudio correspondiente, afirma que las bajas dosis de alcohol son beneficiosas al punto que incrementan la capacidad del cerebro para depurar las toxinas y desechos.

Importancia del hallazgo

Este estudio tiene años llevándose a cabo en la Universidad de Rochester, y no solo apunta a demostrar que el alcohol es provechoso para disminuir las enfermedades cerebrovasculares, sino que tambien regula la función cardíaca y disminuye el riesgo de padecer ciertos cánceres.

Las investigaciones estás asociadas al sistema glifático del cerebro, descubierto por Nedergaard en 2012. Este sistema es más activo durante el sueño, se daña después de un accidente cerebro vascular, y mejora con la actividad física.

Este nuevo estudio se realizaría en ratones, descubriéndose el impacto que tiene la exposición al alcohol de manera aguda o crónica. Asimismo se evidenció la presencia de astrocitos, que son indicadores moleculares de inflamación.

Se pudo notar igualmente en los ratones, el déficit de las actividades cognitivas y motoras, concluyéndose que puede ocurrir exactamente lo mismo con los seres humanos.

El experimento con bajas cantidades de alcohol

Ahora bien, los ratones que fueron expuestos a menores cantidades de alcohol manifestaron tener menor inflamación en el cerebro, específicamente del sistema glifático. Dicho sistema fue más eficiente para eliminar el desecho, en relación a los ratones intoxicados por alcohol.

Con esto se concluye que los datos sobre los efectos del alcohol coinciden con los análisis previos, mostrándose que las bajas dosis de alcohol etílico son incluso beneficiosas en relación a las altas dosis de alcohol.

Consumiendo alcohol de manera responsable

Antes de irnos a un bar o expendio de licores, es importante consultar con el médico sobre las medidas de salud y seguridad que debemos tomar al consumir alcohol, ya que las personas no poseen la misma tolerancia a cualquiera de estas bebidas.

Partiendo de estos estudios, el alcohol no está pensado para embriagarse sino para degustarlo en función del tipo de bebida que deseen probar los consumidores.

Por supuesto, es difícil pedir a algún alcohólico pedir que baje las cantidades, pero sabemos a qué audiencias está orientada la explicación de este estudio.


error: Content is protected !!