Vacunas para combatir la adicción a las drogas

Vacunas para combatir la adicción a las drogas

Category : Sin categoría

vacunasA medida que la epidemia de opiáceos en EE.UU. continúa haciendo estragos, se van haciendo necesarios nuevos tratamientos para ayudar a los adictos. Varios grupos están trabajando en el desarrollo de vacunas contra drogas como la heroína.


En los Estados Unidos, 115 personas mueren diariamente a causa de una sobredosis de drogas opioides. En 2017, el número de muertes atribuidas a una sobredosis de drogas como la heroína o los analgésicos opiáceos recetados fue cinco veces mayor que en 1999.

Esto ha tenido un fuerte impacto en la carga de las aseguradoras, no solo por los costos de la rehabilitación de los adictos, sino por los retos a la seguridad personal y de las empresas debido a delitos cometidos bajo la influencia de las drogas o accidentes provocados por las mismas.


Los médicos tienen parte de la culpa

Una de las fuerzas motrices detrás de esta epidemia ya ha sido determinada: los profesionales médicos prescriben en exceso los analgésicos opiáceos, como la oxicodona, a los pacientes. Algo que no solo es totalmente legal, sino también muy común.

Muchas personas comienzan a tomar la droga legalmente pero se vuelven dependientes de ella. Cuando se agota la prescripción y ya no pueden obtenerla, pueden intentar obtenerla ilegalmente.

Pueden estar motivados para comprar o robar medicamentos para ayudar a combatir su dolor. Algunos pacientes terminan tomando drogas ilegales en la calle, como la heroína, en un intento de tratar los síntomas de abstinencia para los opiáceos que fueron recetados inicialmente.

Las adicciones que comienzan como resultado de tomar medicamentos legalmente recetados son extraordinariamente difíciles de tratar. Esa es una razón por la que los investigadores han estado tratando de encontrar vías completamente nuevas para tratar la adicción a las drogas.

Las vacunas no son una opción totalmente novedosa

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigación Scripps publicó recientemente su trabajo sobre el desarrollo de una vacuna potencial para tratar la adicción a la heroína.

La idea detrás de esto es bastante intuitiva, y de hecho, el concepto básico ha sido conocido por los investigadores desde al menos los años setenta.


Como cualquier inmunización, una vacuna «antiheroína» causaría que el cuerpo de una persona creara anticuerpos que se unirían a la heroína en la sangre. Esto evitaría que la droga cruzara la barrera hematoencefálica, que es lo que le da al usuario el efecto que busca.

La teoría es que si el usuario de drogas ya no siente el efecto de la droga, sería mucho menos probable que recaiga.


Otros equipos de investigación están trabajando en vacunas similares que podrían usarse para tratar a las personas adictas a la cocaína, o incluso como un posible tratamiento para los fumadores de cigarrillos que son adictos a la nicotina.

Ya sean analgésicos opiáceos recetados, heroína, cocaína, fentanilo, nicotina o incluso alcohol, la necesidad de formas nuevas e innovadoras de abordar la adicción es algo serio.

Las pruebas en seres humanos son el gran reto

Dado el gran número de personas adictas y que mueren cada año como resultado y la angustiosa falta de opciones disponibles para el tratamiento, la necesidad de una intervención drástica es clara.


En la actualidad, el mayor desafío es lograr que estos tratamientos funcionen en los humanos. Si bien han demostrado su eficacia en animales de laboratorio, los resultados de los pocos ensayos clínicos en humanos hasta la fecha han sido decepcionantes.

Es solo cuestión de tiempo antes de que puedan volver a intentarlo, aquellos que se especializan en el tratamiento del abuso de sustancias siguen siendo cautelosamente optimistas. «Pero todavía hay mucho trabajo por hacer» admiten.


error: Content is protected !!